Por ActionCOACH Eduardo Cambil / España

Es una representación semi ficticia de tu cliente o clientes ideales, poder definir nuestros Buyer Personas nos ayuda a determinar quiénes son nuestros clientes y cómo se comportan información importante qué usaremos para orientar todos nuestros esfuerzos a satisfacer sus necesidades y captarlos

 

¿De qué me va a servir la definición de Buyer Persona para mi empresa?

Tiene interesantes aplicaciones

  • Para orientar mi campaña de marketing
  • Saber cómo comunicarme con ellos a través de qué medio
  • Tener una buena guía desarrollo de nuevos productos servicios teniendo en cuenta sus comportamientos necesidades
  • Tener un prototipo de lo que sería mi cliente ideal
  • En definitiva, poder conocer mucho mejor a mi cliente ideal
  • Saber cómo venderle mejor y el qué.

Qué diferencia hay entre el Buyer Persona y nuestro público objetivo

La diferencia está en qué para la definición de nuestro Buyer Persona no solo tenemos en cuenta sus características sociodemográficas, sino el conocer también lo que hay dentro de su mente cuál es tu dolor,  qué es lo que le preocupa, qué espera de sus proveedores, cómo podemos superar su expectativa,  elementos todos que nos ayudarán a entender mejor a nuestro cliente.

Cómo se crea un Buyer Persona

Es algo muy sencillo básicamente la clave está en realizar preguntas adecuadas a las personas adecuadas

Una buena estrategia es coger a tu actual es cliente y filtrar aquellos que te dan mayor beneficio,  con la idea de que los leads que te lleguen fueran todos de ese perfil. ¿Y qué le preguntaríamos? Le preguntaríamos cosas como:

  • Qué le preocupa.
  • Qué objetivos tiene.
  • Cómo acostumbra a acceder a la información.
  • Cómo se relaciona con familia y amigos.
  • Qué problemas reales afronta y que necesidades tiene día a día.
  • Qué le hace reír y que causas son con las que se siente comprometido.
  • Qué espera de su proveedor.

Cuanto más detallada y orientadas hacia su negocio sean las preguntas mayor información obtendremos y mayor valor tendrá.

Si nuestro negocio fuese una tienda de telas definiéramos nuestro mercado meta así:

Modistas, costureras, amas de casa sastres, talleres de costura que necesiten tejidos para confeccionar ropa o ajuar y que vivan en nuestra ciudad .

Podríamos definir nuestro Buyer Persona como:

María. 40 años, modista, casada. 3 hijos en el colegio, estudió corte y confección, trabajó de aprendiz durante 8 años, montó un taller donde hace trajes de fiesta y tiene 2 personas trabajando para ella. Le gusta tocar las prendas y comprobar su calidad, es exigente, necesita que el material esté disponible cuando comienza a coser. Hace unos 40 trajes al año, sus clientas son mujeres de empresarios adinerados, el traje medio cuesta 3000 €. Su nivel de renta es de 30.000 €. Vive en el centro, su taller está cerca de su casa. Lee revistas como Vogue, Telva, Hola,  sigue a las grandes modelos, escucha la radio COPE y ve programas de reality y de moda. Pertenece a una asociación de mujeres que ayudan a discapacitados, y le divierte mucho salir con su familia.

Con esta definición podemos entender mucho mejor a nuestros clientes y llevar a cabo acciones de captación o de fidelización. Hemos personalizado y profundizado más sobre los intereses de nuestros clientes y podemos comprenderlos mucho mejor.

En ActionCOACH te ayudamos a construir tu Buyer Persona y entender mejor a tus clientes, lo que se traducirá en mayores ventas y rentabilidad.