Por ActionCOACH

Una pregunta embriagadora sin duda.

El sentido de la vida no es universal. Va a ser muy diferente para cada ser humano. ¿Por qué no hay una respuesta para todos? ¿Si existen, dónde encontramos las respuestas? ¿Cómo definimos nuestro por qué? Tienes que mirar más allá.

Simon Sinek escribió un libro “Encuentra tu por qué”, que provocó que millones de personas comenzarán su búsqueda personal de su propio “PORQUÉ” personal. Aún así, a muchos les resulta difícil definir su PORQUÉ y encontrar un significado real y una motivación para alcanzar sus metas y aspiraciones. El viaje interno necesario para definir su PORQUÉ es difícil y, a veces, doloroso. Pero cuanto más claro sea tu visión específica y el propósito de tu vida, más rápido y más fácil va surgir el cambio. 

Encontrar dirección y comprender verdaderamente tú PORQUÉ puede ser tanto liberador como frustrante. Pero cuando te comprometes a establecer un PORQUÉ claro y conciso, encontrarás confianza, calma y sentido. No necesitarías una motivación externa o artificial para actuar, tu POR QUÉ te llevará a la acción. Tu propósito es una fuente poderosa porque te llevará al cambio necesario para lograr tus metas. Te llevará a “vivir deliberadamente en lugar de vivir por accidente”, como dice Sinek.

Vivir deliberadamente significa que estás guiado por una fuerza interna del PORQUÉ que sirve como imán direccional. Ya no vives tu vida por casualidad. No estás viviendo de una experiencia a otra esperando a que algo se mantenga. No estarías anhelando que algo suceda. Ahora estás buscando deliberadamente experiencias que alimenten tu PORQUÉ. Estás eligiendo deliberadamente acciones que te llevan a cumplir la esencia de tu POR QUÉ.

A veces se necesita un evento catastrófico (como un parteaguas) para obligar a las personas a definir su PORQUÉ. No importa dónde te encuentres en la vida, nunca es demasiado tarde. Cuando estás contra corriente, tú POR QUÉ se vuelve más grande que la derrota potencial que enfrentas. Puede dar esperanza y coraje para vivir otro día, para superar otro obstáculo. Puede que no tengas éxito siempre, pero no verías el fracaso como un final definitivo. Más bien, usará la lección para solidificar su propósito y alimentar su PORQUÉ. El coraje que se necesita para definir verdadera y profundamente su PORQUÉ conduce a la realización y la felicidad reales. Comprender para qué sirve su POR QUÉ es una fuerza convincente que atrae hacia el éxito.