Por ActionCOACH Anselmo Montero / España

Llevamos mucho hablado sobre los efectos y consecuencias de la pandemia originada por el Covid-19, pero hay un aspecto fundamental que no debemos perder de vista y que, a mi juicio, tiene consecuencias mucho más graves y devastadoras que la crisis que estamos atravesando, me estoy refiriendo a las consecuencias para un Negocio de una plantilla desmotivada y sin implicación ni compromiso alguno en los objetivos de la Empresa.

Es imposible que una Empresa consiga sus metas y sus objetivos si sus empleados no están motivados, implicados y comprometidos con ella.

Voy a recoger algunas recomendaciones que nos ayudarían a mejorar en este sentido:

  1. Lo primero sería comunicar y compartir las metas y objetivos que tiene la Empresa con sus empleados, explicarles las estrategias definidas, por qué son necesarias para conseguir los resultados esperados y escucharles y pedirles su opinión al respecto, para que las enriquezcan y las hagan suyas.
  2. Lo segundo sería establecer un sistema de retribución variable para reconocer los éxitos y compartir los resultados obtenidos con los empleados

En este sentido propongo un sistema de retribución variable que contemple los 3 aspectos siguientes:

  • a) En primer lugar, habría que determinar la cantidad que la Empresa está dispuesta a destinar y compartir con los Empleados. Propongo que sea una parte de los Beneficios conseguidos, por ejemplo el 20%.
  • b) En segundo lugar, se debería tener en cuenta los Objetivos o Logros Departamentales, para facilitar y favorecer el trabajo en Equipo. Todos los integrantes de un Departamento percibirían un porcentaje similar en base a su consecución.
  • c) Y, Por último, hay que considerar también la contribución individual, la consecución y los logros individuales, que permita incentivar más a los que más contribuyen, para favorecer el esfuerzo y las aportaciones individuales.

En definitiva, considero que un sistema de retribución basado en estos 3 aspectos es la mejor manera de ser equitativo y justo al reconocer la labor de los empleados y que contribuye a mejorar su implicación y compromiso.

Un equipo implicado, motivado y comprometido es capaz de desarrollar, hacer crecer la Empresa y mejorar sus resultados, lo único que necesita es un Empresario inteligente, competente y generoso que esté dispuesto a compartir con su EQUIPO una parte de sus beneficios.