Decidirse a contratar un servicio de consultoría de marketing puede ser muy importante para quienes comienzan un negocio o emprendimiento. La inexperiencia en el tema, la falta de mercado y otras razones pueden motivarte a considerar esta opción. Si aún no lo tienes claro, te explicamos un poco cómo funciona.

Lo que puedes esperar de la consultoría de marketing

De manera sencilla, la consultoría de marketing cumple el propósito de ofrecerte herramientas y soluciones a tus problemas de mercadeo. Cuando todavía no has establecido tu departamento de promoción o no tienes el personal adecuado, puedes acudir a un tercero con experticia en este campo.

Si entiendes bien el concepto de consultoría, la labor de estos profesionales implica solamente una orientación sobre las acciones que puedes llevar a cabo. Estos especialistas en marketing digital y otras áreas afines escuchan tus dudas o inquietudes y te ofrecen las estrategias más adecuadas según la situación para que las implementes.

En cambio, la asesoría de marketing consiste en un trabajo mucho más dedicado en cuanto a la puesta en marcha de las campañas. Mediante este servicio dispones de un experto que se encarga de la planificación e implantación de estrategias. Además de monitorear cada paso del proceso, también mide los resultados.

Así, el consultor se reúne con tu equipo de colaboradores para realizar un diagnóstico de lo hecho hasta ahora. Esto le permite saber qué puede mejorarse o qué no se ha probado aún. Una vez que entiende las características de tu nicho de mercado, te sugiere las estrategias más acordes para mejorar tu branding.

Razones para contratar una consultoría de marketing

Para cualquier emprendimiento o negocio, la consultoría de marketing es un punto clave para posicionarse en el mercado que quiere abarcar. Aunque a veces te asalte la duda sobre si es la mejor opción o no, depende del momento y cómo ha evolucionado tu iniciativa. Por eso, muchos acuden a este servicio por varias razones:

  • Ahorro de costes. Puede ser más barato que contratar un especialista en marketing. En caso de que quieras hacer una inversión puntual, necesitas comparar qué opción es más conveniente para tu presupuesto.

 

  • Exceso de trabajo. No es raro que un emprendedor o dueño de negocio se encargue de mil tareas al mismo tiempo. Si tienes poco personal y tus labores prioritarias no te dan espacio para el marketing, considera esta alternativa.

 

  • Necesidad de resultados. Aunque tengas a todo el staff trabajando en tus estrategias de promoción, tal vez necesites una acción más puntual. Estas situaciones pueden requerir de un especialista en el tema.

 

  • Medida transitoria. Si estás empezando tu departamento de marketing o expandiendo tu empresa, quizás aún no puedas contratar al personal que necesitas. Como paliativo, la consultoría de mercadeo te será de mucha utilidad en esta transición.

La consultoría de marketing es uno de esos servicios de los que puedes sacar provecho en cualquier instancia. Si estás buscando profesionales dedicados y capacitados, en Action Coach contamos con una vasta experiencia para asistirte cuando lo requieras.