Dependiendo de tus necesidades personales o las de tu negocio, cuentas con estas opciones para resolver problemas o elevar el desempeño. Entre los diversos servicios de consultoría reconocidos por su influencia, vale destacar el mentoring. En esta ocasión veremos cuándo conviene esta disciplina o el coaching.

¿Qué es el mentoring?

Enmarcado dentro de los servicios de consultoría, el mentoring tiene el propósito de ayudar al desarrollo profesional del cliente dentro de una organización. Está enfocado en el aprendizaje para la adquisición de habilidades que pueden tener un impacto tanto en el presente como en situaciones que podrían surgir después.

El mentor es un profesional capacitado que suele formar parte de la empresa y está dedicado a esa función o ser un tercero contratado. A diferencia del coaching, la relación entre maestro y alumno es más duradera porque el propósito es establecer una conexión personal con más vínculos emocionales.

Un aspecto destacable del mentoring consiste en que quien dirige el proceso es el encargado de determinar las pautas a seguir de acuerdo a las necesidades del cliente. Esta cualidad permite que los involucrados compartan sus puntos de vista y experiencias para profundizar en los aspectos estratégicos del negocio.

Por último, es un proceso de intercambio, respeto y formación donde el alumno comparte sus inquietudes, dudas y emociones. Mientras que el coach se centra en mejorar el desempeño, el potencial individual y realizar actividades concretas para obtener los resultados esperados, el maestro está dedicado al desarrollo de cargos.

Elegir entre servicios de consultoría o coaching

Con relación a lo anterior, nos parece importante agregar que también puedes solicitar la ayuda de un consultor. Dicho experto está más enfocado en la resolución de problemas dentro de la empresa debido a sus conocimientos específicos. No es un entrenador ni un mentor, sino una persona que analiza, aconseja y resuelve problemas concretos.

Esta información debería darte las pautas básicas para escoger entre los servicios de consultoría y el coaching en un momento dado. En el contexto empresarial, tenemos 2 recomendaciones principales:

  • Como empresario o dueño de negocio, puedes optar por el coaching cuando tienes en mente uno o más objetivos concretos. Ya que esta disciplina enfatiza la búsqueda de la excelencia del personal, puedes conseguir un desempeño más eficiente. También mejora el clima laboral, la resolución de conflictos, la sinergia y las relaciones jerárquicas.

 

  • En cambio, el mentoring está más indicado para lidiar con el desarrollo profesional en diferentes departamentos al mismo tiempo. Como se trata de un proceso de cambio más lento, estas relaciones contribuyen a aumentar la satisfacción laboral en el desarrollo de actividades. Puede verse como una transformación continua y duradera en las facetas más relevantes de cada persona.

Conscientes de las necesidades modernas de eficiencia, competitividad e innovación, nuestros servicios de consultoría atienden tus necesidades más urgentes. Nuestros coaches, asesores, consultores y mentores están altamente capacitados para darte apoyo en áreas críticas de tu empresa. Si quieres contar con ayuda especializada para mejorar tus perspectivas, con gusto resolveremos tus inquietudes.