Por ActionCOACH

Para muchos voraces cazadores de negocios, la ética puede resultar un concepto incómodo, que rivaliza y obstaculiza la ambición y la astucia en los negocios, para mí, la ética representa un factor crucial que debe poseer toda organización que quiera alcanzar el éxito y quiera mantenerse en la cima.
En lo particular, la ética es esa capacidad que cada uno de nosotros desarrollamos para dirimir entre lo correcto y lo incorrecto, entre lo bueno y lo malo, un valor que debe transversalmente estar presente en todos los ámbitos de la vida y de los negocios.
A lo largo de todos estos años que he dedicado al coaching de negocios, he visto grandes y exitosas empresas caer estrepitosamente y nombres de empresarios —de reconocida trayectoria— perder su reputación, todo por faltas a la ética. De allí, que defiendo mi tesis que para alcanzar el éxito, toda organización necesita ser impulsada por fuertes valores éticos.
La convicción y concepto sobre la ética tengas como dueño de negocio, es lo que se va a reflejar en toda tu organización, desde los cuadros bajos, los mandos medios y los puestos directivos, porque si el dueño posee principios éticos sólidos, el negocio en pleno prosperará y mantendrá su riqueza.
¿Qué beneficios puede generar para tu negocio tener ética como un principal valor? Acá, te resumo mis argumentos:

La convicción y concepto que sobre la ética tengas como dueño de negocio, es lo que se va a reflejar en toda tu organización

  1. Siempre tendrás buena reputación. Una buena reputación se traduce en confianza. Al actuar bien y operar de manera correcta, todos tus clientes tendrán una buena imagen de tu marca y los consumidores preferirán aquel producto en el que sientan que pueden confiar.
  2. Mejoras la relación con tus clientes. Para construir una relación a largo plazo con los clientes, y lograr el retorno de los clientes, todo negocio debe basarse en la ética. Es mantener el foco en dejar una impresión duradera y positiva en las mentes de los clientes mediante la confianza.
  3. Aumentas la retención de empleados. Todo empleado querrá permanecer en aquel empleo donde su líder valore y respete sus derechos y sus aportes.
  4. Logras transmitir este valor entre tus empleados. Cuando la ética es el eje de la cultura de tu negocio, cualquier persona que sea parte de la organización tiende a hacer un uso racional y correcto de los bienes de la empresa. Se asume como una falta a la ética, y por ende, a la cultura de la compañía, el uso de recursos de la empresa para beneficio personal.

Ética Empresarial y los Panamá Papers

  1. Creas condiciones favorables para la inversión. Cuando un negocio promueve el valor de la ética en su operación, está creando un ambiente propicio para la inversión. Todo inversor colocará su dinero donde le dicte la confianza.
  2. Mejoras la productividad. En un ambiente laboral que opera bajo la consigna de la integridad, su personal tiende a sentir mayor motivación, porque sabe que individual y colectivamente está actuando de manera correcta.
  3. Mantienes los estándares de calidad. Cuando la ética marca el rumbo de un negocio, este se compromete a entregar al consumidor final productos y servicios de calidad.

Definitivamente, tras un negocio con ética, hay un dueño de negocio que define sus destinos en base con este primordial valor. Cualquier negocio que solo se dedique a generar dinero, sin observar valores éticos, podrá llegar a tener éxito, pero este será efímero.
Con estas reflexiones quiero confrontarte y desafiarte para que, a partir de este momento, siempre actúes bajo una ética que contribuya al bien y desarrolles una cultura para tu negocio, que tenga la ética como el eje transversal.
Antes de tomar cualquier decisión profesional en tu negocio, evalúa, revisa y pregúntate siempre: ¿Ese producto o servicio que ofrece mi negocio lo querría para mí? ¿Este es el trato que espero me den? Parte del principio: «No le hagas al otro lo que no quieres que te hagan a ti», si así lo asumes como filosofía de vida, te auguro un futuro prometedor y rentable.
Si requieres orientación para la formulación de la cultura de tu negocio, recuerda que puedes acudir a un ActionCOACH, este —sabiamente— sabrá guiarte hacia una cultura organizacional construida sobre la base del valor primordial de la ética.