Por ActionCOACH María José Campa / México

Una cosa es iniciar un negocio y otra cosa es lograr que éste sea rentable y trascienda, un verdadero emprendedor siempre está buscando la manera de que su negocio crezca día a día.

No importa lo pequeño que sea tu negocio, recuerda que varias de las grandes empresas que conocemos actualmente comenzaron en el garaje de una casa, Solo es cuestión de tener una gran pasión por tu negocio y trabajar fuertemente cada día y verás que poco a poco tu negocio ira creciendo hasta convertirse en la gran empresa que siempre has soñado.

Si eres un empresario y quieres transformarte en un líder a continuación te comparto una serie de puntos que debes tener en cuenta para que el crecimiento de tu negocio sea constante y sostenible.

  1. Motivación y metas claras.

Igual que al iniciar un negocio, para que el tuyo crezca debes tener bien claras las razones por las cuales quieres que esto suceda, pero ojo, debes buscar motivaciones más fuertes que el dinero, te recomiendo tomar como guía las siguientes preguntas para encontrar ese ¿para qué? (Toma en cuenta tu vida y metas personales y familiares, presentes y futuras)

1.-¿Me siento satisfecho(a) con mis resultados al día de hoy?

2.-Si la respuesta es no. ¿Qué hace falta para que el resultado sea el ideal?

3.-¿Cómo puede ser mi negocio un vehículo para llevarme a ese resultado?

4.-¿Qué cambios o acciones debo implementar para lograrlo?

5.-¿Cuándo me comprometo a realizar estas acciones?

Saber ¿dónde estamos? y ¿a dónde queremos llegar?, son las bases para definir los pasos que debemos dar.

Finalmente otra herramienta que te puede ayudar a dar claridad al rumbo de tu vida y tu negocio, es: “utilizar la metodología SMART” para fijar metas específicas, medibles, alcanzables, orientadas a resultados y con un tiempo límite.

  1. Mantener el enfoque

Al definir ese para qué y las metas SMART habrás fijado el rumbo de tu negocio, ahora el siguiente paso y vital es mantener el enfoque para lograrlas.

Algunos de los errores cometidos por muchos empresarios para pasar de las metas a la obtención de los resultados planteados son los siguientes:

*Olvidar las metas en un cajón: Muchas veces el torbellino diario, los imprevistos y las diversas actividades  “urgentes” del negocio, te restan tiempo y energía, dejando estas metas para mañana, para la siguiente semana, para el próximo mes y así sucesivamente.

Igual que lo hace un atleta de alto rendimiento que no pierde de vista la próxima justa olímpica en cada entrenamiento, y que cuenta con su coach  para enfocarlo y no permitirle dar menos del  100% de su esfuerzo para ser más veloz, más fuerte, más ágil, tú ¿con quién contarás para mantenerte enfocado en esas actividades que harán crecer tu negocio?

*Delegarlas sin medir los resultados: Abdicar y delegar son cosas totalmente diferentes, ya que si bien es cierto que parte de tu crecimiento de empresario a líder requiere que para la consecución de los resultados deseados te apoyes en un equipo y les delegues actividades, esto estará bien hecho cuando haya una medición del avance de lo que se ha transferido, una retroalimentación, felicitación o confrontación de lo que se haya obtenido, en caso contrario, si se le deja a un equipo una tarea sin indicar quién lo ha de hacer, cómo, para cuándo, con que elementos cuenta, y cuál es el resultado deseado, sería abdicación y eso en absoluto, no permitirá la obtención de las metas. ¿Qué camino estas utilizando tu?

*Permitirse no contar con el equipo adecuado: Ya es bien sabida la frase “Solo llegarás más rápido, pero acompañado llegarás más lejos”, y si bien coincido con ella, hay que denotar un elemento crucial para que esto suceda: “la calidad del equipo aceptado” y ojo que he mencionado aceptado, lo digo así porque he escuchado a muchos emprendedores quejarse de su personal sin mover un dedo para cambiar esa situación, así que si hoy no cuentas con el personal que realmente comparta tus metas y te ayude en su consecución, aplica lo siguiente: “contrata lento, despide rápido”. Ponte en acción.

  1. Tener disposición al cambio y la innovación

A medida que tu negocio empiece a crecer verás que debes hacer toda clase de cambios para irte adaptando.

Más clientes significa más empleados y mayor infraestructura, debes ser consciente de ello y no temer realizar los cambios que tu negocio vaya requiriendo, recuerda que para obtener resultados diferentes debes hacer cosas diferentes, no puedes esperar que tu negocio sea más grande manteniendo las cosas tal y como están ahora y sobre todo ahórrate tiempo, dinero y esfuerzo siguiendo una metodología que te lleve la obtención de esos resultados más rápido y más fácil.

  1. Escucha a tus clientes

Escuchar a tus clientes no solo es preguntarles que quieren, no siempre el cliente sabe lo que quiere, Henry Ford dijo: “Si hubiera preguntado a la gente qué querían, me hubieran dicho un caballo más veloz.”.

Te sorprenderás con las ideas que puedes recolectar para cambiar tu modelo negocios actual, lanzar una nueva línea de producto o servicio, etc.

  1. Trabaja con los mejores

Andy Freire dice: “Un emprendedor A busca emprendedores A+, un emprendedor B busca emprendedores C”, en otras palabras, los emprendedores exitosos siempre buscan a los mejores para trabajar con ellos, empresas como Microsoft y Google contratan a los mejores ingenieros y programadores, por ello son empresas que se destacan como las mejores.

En Action Coach compartimos esa filosofía y por eso hoy somos la firma número 1 de coaching de negocios en el mundo.

  1. Mentalidad de principiante

Quiero terminar este articulo con un pensamiento de Steve Jobs, el relata que en algún momento de su vida tuvo que empezar de cero, tuvo la posibilidad de ser nuevamente un principiante. Sin importar donde te encuentres o cuanto hayas avanzado, mantén la misma pasión, entrega y energía que cuando empezaste.

Las claves aquí mencionadas no se implementan de un día para otro, pero en el mundo empresarial no hay puntos intermedios, o tu empresa crece o desaparece… ¡la decisión es tuya!