Por ActionCOACH

La nueva normalidad, así muchos le llaman a la era poscuarentena, la inminente etapa en la que el mundo se dispone a girar nuevamente, pero con una mentalidad cambiada, nuevos hábitos, nuevas dinámicas y retos.

Ahora bien, ¿cómo enfilarse hacia esta nueva normalidad, que todos desconocen, y cómo llegar a ella?.

Para entender este proceso al que el mundo se enfrenta, quiero citar a Ian Davis, uno de los socios gerentes de McKinsey, quien en medio de la crisis financiera global, en ese entonces señaló: “Aunque nadie puede decir cuánto durará la crisis, lo que encontremos del otro lado no se parecerá a lo normal de los últimos años”. Y es que lo que el mundo encontrará en la nueva era será, efectivamente, una nueva normalidad.

Para abordar esta nueva realidad me planteé cinco (5) retos que cada dueño de negocio y cada miembro de su equipo de trabajo deben asumir para prepararse a la siguiente normalidad.

Reto No. 1. Resolver para prever. Mientras los líderes mundiales y la comunidad científica se debaten en dar con la solución definitiva al mal que nos aqueja a todos, cada quien debe ocuparse de resolver, en lo inmediato, cómo echar a andar de nuevo la rueda de su negocio, ya sea desacelerando algunos procesos y acelerando otros, transformando la operatividad general, modificando las políticas de talento humano para dar mayor cabida a los equipos de trabajo internos y externos, modificando giros y rutas, abrirse a la cooperación y a las alianzas, en fin, ocuparse de resolver el mejor camino para la sobrevivencia del negocio.

Reto No. 2. Adaptarse a la nueva realidad. En otras palabras, asumir la resiliencia como filosofía de vida y de trabajo para afrontar la adversidad y lograr adaptarse bien ante la tragedia.

Es desarrollar la capacidad de adaptarse a las nuevas circunstancias, sobreponerse, sacarle el máximo provecho, aprender y recuperar el equilibrio.

Reto No. 3. Perder el miedo a retornar. El mundo nos dio una lección de cómo cuidarnos nosotros mismos, ahora debemos aplicar esa inteligencia para recuperar la salud de nuestros negocios. Evaluar qué áreas quedaron más afectadas que otras, cuáles costará más o menos regresar, y decidir. Palabras más o palabras menos, hacer triaje de emergencia, para organizar la atención de las áreas de tu negocio según los recursos existentes y las necesidades. Es diagnosticar, decidir y actuar.

También puede interesarte leer: Ante la crisis aplica la Ecuación del Cambio para vislumbrar las Oportunidades

Reto No. 4. Hacer más con menos. Ese es el verdadero reto que tienen que resolver las empresas de hoy, reconocer los puntos vulnerables, pero también abrirse a las oportunidades. Considerar con detenimiento los gastos fijos frente a los variables, pensar que es momento de reciclar, reutilizar, ahorrar, y, por nada del mundo, derrochar. El foco debe estar en hacer el negocio más robusto y sólido ante los cambios, hacerlos más productivos y capaz de ofrecer algo mejor a los clientes.

Reto No. 5. Ser más flexibles. Uno de los más grandes aprendizajes que esta crisis ha dejado ha sido el aprendizaje y la atención a las innovaciones, al provecho que cada quien puede tomar de las tecnologías para resolver su cotidianidad, y de eso se trata este reto, a asumir con mayor flexibilidad la realidad, a flexibilizar los procesos, las jornadas, los horarios y las modalidades de trabajo.

Otra lección que está dejando esta inesperada pandemia es precisamente a prepararse, a anticiparse y de eso se tratan estas líneas, nadie sabe con certeza cuánto durará el efecto de esta crisis, pero lo que sí se puede hacer es planificar, pensar en lo que viene, contribuir a repensar y redibujar el mundo que viene y estar abierto a resolver, y, sobre todo, a aprender y crecer.

Son cinco (5) retos que comparto contigo hoy, no solo para apoyarte en tu condición de ser humano, sino además como dueño de negocio. Es invitarte a pensar en esta nueva realidad como un lienzo en blanco, es ver en la era poscuarentena una oportunidad de redibujar, reimaginar, recomenzar para, juntos, construir un mundo mejor. Espero que estas ideas te brinden certeza en medio de tanta incertidumbre, por lo que estaré atenta a recibir tus comentarios.