Por ActionCOACH Guillermo Villamil / Argentina

 

Es sorprendente la cantidad de Empresas que no poseen un Plan Estratégico de Negocios y, más aún, la cantidad de Empresas que sí lo tienen pero jamás lo revisan.

Es fundamental contar con un Plan Estratégico ya que es la columna vertebral que guiará el crecimiento de nuestra Empresa.

Dicho Plan, alineado con la Misión y la Visión, debe contener todas las acciones de todas las áreas y todos los involucrados para alcanzar los objetivos.

Pongámoslo simple: si mi objetivo es comerme un elefante, no lo voy a hacer de un solo bocado o en un solo día, debo establecer objetivos de corto, mediano y largo plazo.

Entonces, en primer lugar debo fijar el plazo, por ejemplo 5 años. A partir de allí debo establecer concretamente qué resultados debo tener a los 4, a los 3, a los 2 años, al año y luego en cada una de las 53 semanas del año. El objetivo es establecer qué porción del elefante debo comer cada día.

 

Cuanto “más pequeño” sea el objetivo mayor será la probabilidad de alcanzar la meta.

 

Exactamente igual es con una Empresa. Se deben fijar los objetivos a largo plazo y luego particionarlos con objetivos SMART (Específicos: exactamente qué quieres lograr – Medibles: cómo vas mesurar el grado de avance – Alcanzables: desafiantes y posibles de cumplir – Resultados: con un fin determinado Tiempo: en un plazo determinado) de manera tal que con los KPIs adecuados (Indicadores Clave de Desempeño) podamos establecer nuestro tablero de control para tener absoluta visibilidad de avance y poder maniobrar con la debida anticipación posible.

El grado de certitud de una decisión es directamente proporcional a la pertinencia y calidad de información que se posee al momento de la toma.

Cinco pasos muy importantes a tener en cuenta:

  • Fija el objetivo macro y luego establece las diferentes “porciones” con tiempos y responsables para “comerte al elefante”.
  • Cada tarea debe tener solo un responsable. Aunque un grupo o equipo de trabajo esté a cargo de la ejecución de la tarea, se debe nombrar a un líder que responda por el grupo. Recuerda:

1 Tarea asignada a 1 persona = 1 Responsable en la ejecución

1 Tarea asignada a 2 ó más personas = 0 Responsable en la ejecución

  • Una situación muy típica es que de cada reunión / proyecto importante surge un Plan de Acción con sus propias tareas, líderes y fechas de ejecución. El error más común es tratar todos los diferentes Planes de Acción de forma independiente. El resultado son los retrasos, las acciones que no se concretan por sobreasignación de tareas a las personas, presupuestos que no se respetan y en consecuencia los objetivos no se cumplen y sobreviene el estrés y la frustración.
  • Todas las tareas, acciones y planes, para que no sean meros actos espasmódicos de bajo impacto, deben estar articulados y alineados con nuestro Plan Estratégico de Negocios.
  • Fijar una frecuencia y dar seguimiento con la finalidad de evaluar el grado de avance, corregir posibles desvíos, realizar los cambios controlados y actualizaciones necesarias de acuerdo a los cambios de contexto que pudieran ocurrir.

El Plan Estratégico de Negocios deberá estar impreso, visible y consensuado con todos los involucrados.

Si está en tu cabeza, solo en tu computadora o arrollado en un estante, no es un Plan solo es una expresión de deseo.